Hay quien elige el perfume que va a utilizar según su estado de ánimo. Hay otras personas que se decantan por perfumes atemporales, para cualquier momento. Pero también es muy frecuente decantarse por una fragancia diferente, según la temporada. El invierno y los olores profundos e intensos han quedado atrás. La primavera, el frescor y la alegría han llegado para quedarse. Hay numerosos perfumes de equivalencia que te hacen disfrutar y te animan aún más en esta época del año. Vamos a hacer un repaso de los aromas de tendencia para esta primavera.

Los perfumes florales destacan en esta época del año y son estupendos para cualquier tipo de personalidad. Se unen en una sola botella multitud de aromas, cuyo único vínculo es la imaginación. Las pinceladas frutales y de especias se mezclan con notas verdes que recuerdan a la hierba recién cortada. Algunos de los aceites esenciales que entran dentro de esta categoría son la rosa, el jazmín, la violeta, la manzana, la gardenia… Todas las fragancias de este tipo son muy femeninas y muy apropiadas para la primavera.

Como mejor se expresa la juventud es con las fragancias de tipo Hespéride. Predomina su aroma cítrico. Son elementos imprescindibles: limón, mandarina, naranja o bergamota. Sientes que aún te encuentras en esa etapa de la vida en la que no había problemas y la única preocupación era pasárselo bien.

Las fragancias del tipo Chypre se caracterizan por ser algo más penetrantes. Son afrutadas y florales, pero se combinan con notas de cedro, pachuli, musgo o cuero. Si eres una mujer que quiere dar una imagen de sensualidad, elegancia y sofisticación, estos son los perfumes perfectos. Sobre todo, para eventos y celebraciones especiales.

Los perfumes oceánicos. Nos hacen recordar los por la orilla del mar y la diversión en la playa. Desprenden un aroma inconfundible a brisa marina. Son esencias muy frescas y ligeras que se pueden utilizar en cualquier situación. Aunque hay momentos en los que notas que se adaptan como un guante. Es a diario o cuando sales de forma informal con amigos cuando te das cuenta de que este tipo de esencias se acomoda a tu estilo de vida.

En las franquicias de perfumes el consumidor puede encontrar todo esto y mucho más. Los perfumes de equivalencia proporcionan a los consumidores una manera de adquirir perfumes de alta calidad a precios estupendos. Estas fragancias se apoyan en las últimas modas y tendencias. Muy pocos están dispuestos a desembolsar mucho dinero por un producto así, cuando podemos encontrar lo mismo en este tipo de tiendas y a un precio mucho menor. Este tipo de franquicias es un negocio rentable. La gente acude cada vez más a este tipo de tiendas (especialmente, en Madrid) y, para el franquiciado, se requiere una inversión inicial muy baja.